Las 5 preguntas más comunes sobre las pérdidas de orina

18/05/2020 -

Los temas del universo femenino han sido discutidos durante mucho tiempo.

La mujer comenzó a tener voz con el avance de la tecnología, con la ruptura de paradigmas y con el crecimiento de movimientos a favor de los derechos y deberes del sexo, hasta entonces, llamado "frágil".

Temas velados y nunca discutidos, debido a la vergüenza, los prejuicios y la falta de conocimiento, ahora ganan espacio para que las mujeres ganen más confianza y comprendan que, a lo largo de sus vidas, muchas de nosotras pasarán por situaciones muy similares, y que son normales.

La incontinencia urinaria es uno de los temas que debe desmitificarse y abordarse de forma natural.

Para que aprenda, enfrente o incluso, ayude a otra mujer, separamos las 5 preguntas más comunes sobre este tema:

 

1)    ¿Quién se ve más afectado por esta condición?

La edad es el principal factor asociado con las pérdidas de orina en las mujeres (la tasa aumenta considerablemente entre 50 y 60 años), además, el embarazo y el posparto (debido a una mayor compresión del útero en la vejiga), el climaterio y la menopausia (debido a cambios hormonales), aumentan considerablemente las posibilidades de estos episodios.

Algunas enfermedades sistémicas (enfermedades del corazón, obesidad, hipertensión tratada con diuréticos, etc.), además de los factores ambientales y ocupacionales, también pueden hacer con que las mujeres adquieran esta condición.

2)    ¿Cómo se diagnostica?

La mayoría de los médicos realizan una evaluación del paciente en la cual, a través de algunas preguntas, intentan recibir la mayor cantidad de información posible.

Luego, un examen clínico completo de sangre y orina puede ser necesario, además del diario miccional (donde se registran los eventos y síntomas de micción durante el período en que se realiza); en algunos casos, se necesitan estudios adicionales.

Otra forma muy segura de detectar la incontinencia urinaria es a través de la urodinámica, esta prueba mide el llenado y el vaciado de la vejiga, evaluando así su capacidad de almacenamiento.

 

3)    Tipos de incontinencia

Los más comunes son:

●     Emergencia: pérdida involuntaria de orina asociada con una fuerte necesidad de orinar. La mujer observa que viene la voluntad, pero no puede controlarla. En gran medida, se acompaña de un aumento en las visitas al baño durante el día y la noche;

●     Esfuerzo: pérdida involuntaria de orina asociada con cualquier esfuerzo diario, como levantar peso, saltar, reír, toser, etc.;

●     Mixto: pérdida involuntaria de orina causada por esfuerzo y urgencia; 

●     Continuo: pérdida continua y constante de orina; 

●     Desbordamiento: pérdida involuntaria de orina que se manifiesta en forma de goteo asociado con retención urinaria.

 

4)    ¿Cuáles son los principales tratamientos?

Cada incontinencia tiene un tratamiento específico, basado en la evaluación individual de cada paciente. Hay 3 categorías de tratamientos:

●     Tratamiento médico: incluye el uso de medicamentos (generalmente de la clase anticolinérgica) o el reemplazo de estrógenos.

Además, también puede incluir técnicas como modificación del comportamiento, micción programada, entrenamiento de la vejiga y cambios básicos en el estilo de vida, como una dieta equilibrada y la distribución de la ingesta de líquidos a lo largo del día.

●     Tratamiento quirúrgico: existen varias técnicas quirúrgicas, la más utilizada hoy en día es la Cirugía de Sling;

●     Tratamiento funcional: Es la rehabilitación del suelo pélvico, realizada a través de ejercicios, como Kegel, por ejemplo.

5)    ¿Cómo vivir naturalmente con escapes de orina?

Sabemos que las pérdidas de orina causan a las mujeres cierta incomodidad (mal-estar), ya que pueden ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar. Vea aquí excelentes consejos para convivir de una manera más feliz con la incontinencia urinaria.

 

 

 

 

Usted puede gostar tambien