Lo básico

Reunimos algunas de las principales dudas sobre la incontinencia urinaria. Mirá abajo las respuestas de nuestros especialistas.

El pis se escapó

¿Y ahora?

cerrar

El pis se escapó

¿Y ahora?

1

El pis escapó

La incontinencia urinaria es una condición que puede afectar la calidad de vida, comprometiendo, entre varios aspectos, la vida social.

Las mujeres que viven con escapes de orina, debido a la falta de información e inseguridad, tienden a estar más aisladas y las diversas actividades que formaron parte de sus vidas, ahora, están en el pasado.

Sepa que los escapes de orina, aunque no pueden evitarse en algunas situaciones, pueden tratarse de forma natural y segura.

Algunos consejos que tenemos para usted:

  1) Siempre lleve un paño húmedo en su bolso

Los famosos paños húmedos son súper prácticos y pueden ser útiles en el proceso de limpieza. Con esto, estará más segura y libre de cualquier tipo de olor.

2) Utilizar ropa más suelta

Para caminatas informales, como viajes al centro comercial o al supermercado, reuniones con amigos, una película por la tarde, etc., elija pantalones más sueltos, como pantalones tipo saruel, por ejemplo, o vestidos y faldas. Además de ser cómodas, pueden ser grandes aliadas cuando la orina no da una tregua.

3) Use la toalla correcta/ el producto correcto

 Es importante recordar que las toallas utilizadas para el flujo menstrual, por buenas y grandes que sean, no son ideales para las pérdidas de orina.

Utilice productos creados especialmente para este propósito. Pequeños y discretos, pueden ayudar a retener una mayor cantidad de líquido, además de neutralizar el olor.

Al utilizar un producto que satisfaga directamente sus necesidades, estará mucho más segura.

  4) Ate una blusa alrededor de la cintura mientras hace ejercicios

¡Sí, sabemos que esto puede no ser elegante!

Sin embargo, las blusas atadas a la cintura pueden tener una función muy especial: aumentar su confianza mientras hace ejercicio.

Si hay una pérdida de orina, por pequeña que sea, seguramente no estará tan preocupada y podrá buscar un baño cercano con más calma.

  5) Mantenga la calma

Aunque cause cierta incomodidad, trate de enfrentar esta condición con tranquilidad y buen humor. No entre en pánico si la orina se escapa y no haya realizado ninguno de los pasos anteriores. Mantenga la calma y trate de abstraerse de los ojos curiosos.

Recuerde que no será la primera, y aún menos la última persona en pasar por esto.

2

¡Los escapes de orina en el embarazo son normales!

¡Los escapes de orina en el embarazo son normales! Comprenda sus razones y cómo lidiar con esta condición.

El embarazo es uno de los momentos en la vida, de una mujer, donde su cuerpo y su mente experimentan innumerables transformaciones.

Cada semana de embarazo descubrimos nuevas sensaciones, sentimientos y condiciones que nunca habíamos experimentado.

Entre ellos, podemos mencionar el aumento del apetito, la hinchazón en ciertas regiones del cuerpo, el oscurecimiento de la piel en algunas áreas, la aparición de acné, estrías, etc.

Las visitas al baño, varias veces al día, también se convierten en parte del embarazo; sin embargo, en un momento dado, muchas mujeres embarazadas se enfrentan a una situación muy inesperada: ¡los escapes de orina!

Algunas cuentan que el simple hecho de ponerse en cuclillas, toser o reírse hace que salgan algunas gotas o incluso pequeños fugas de orina, lo que causa una gran incomodidad.

El olor a orina, la ropa mojada y el miedo a que esto pueda suceder en cualquier momento hacen que muchas mujeres se sientan frágiles, lo que termina afectando el lado emocional, la calidad de vida e incluso la autoestima.

¡Sepa que el escape de orina puede causar mucha vergüenza, pero es absolutamente normal!

La incontinencia urinaria durante el embarazo se divide en 3 formas:

  • Esfuerzo: cuando las pérdidas de orina se producen a través del esfuerzo abdominal (tos, risa, estornudos, cargar peso, etc.).
  • Urgencia: la pérdida de orina se produce cuando hay una urgencia repentina de orinar, sin tiempo para ir al baño.
  • Mixto: cuando el escape ocurre simultáneamente, por esfuerzo y urgencia.

¡Con base en esta información, estamos seguros de que muchas mujeres embarazadas se sienten más aliviadas al descubrir que no están solas!

La pregunta ahora es: ¿Cómo hacer que las pérdidas de orina sean menos incómodas?

Hemos separado algunos consejos que pueden ayudarlas durante este período:

1.Fisioterapia pélvica y pilates: muchos obstetras recomiendan la práctica de ejercicios que ayudan a la mujer embarazada en el trabajo de los músculos pélvicos. Con el fortalecimiento de este músculo, hay un mayor control de las fugas de orina. Es importante que su médico le indique qué actividad es más factible para usted.

2.Cuide bien su salud: si tiene problemas respiratorios, fuma o se resfría con frecuencia, podemos deducir que toser y estornudar es parte de su vida diaria. Cuide su salud y busque tratamientos que puedan ayudarla a reducir estos síntomas.

3.Use el producto correcto: ¿Sabía que las toallas higiénicas comunes (usadas durante los períodos menstruales) no tienen la misma absorción en el caso de pérdida de orina? Existen absorbentes específicas que hacen que las personas que experimentan incontinencia urinaria se sientan más seguras y despreocupadas.

4.Control de peso: como las pérdidas de orina en el embarazo son causadas principalmente por la presión del útero sobre la vejiga, el control del peso es muy importante. Porque además de afectar su salud y la de su bebé, el sobrepeso puede aumentar la incidencia de incontinencia urinaria.

 

3

Posparto y pérdidas de orina

El nacimiento de un hijo es algo notable y maravilloso en la vida de una mujer.

Con esta llegada, surgen nuevos eventos que toman por sorpresa. Las pérdidas de orina son uno de ellos.

Podrías pensar: ¿Acaso las pérdidas de orina no ocurren cuando la panza está enorme y el peso de la misma comprime la vejiga?

La causa principal de las pérdidas de orina durante el embarazo se debe a la presión del útero sobre la vejiga, sin embargo para algunas mujeres, estas pueden continuar incluso después del parto

Las pérdidas de orina ocurren debido a cambios en el suelo pélvico, que sostiene la vejiga y controla el esfínter urinario (músculo que controla la apertura y cierre de la uretra).

Existen algunos factores que hacen que algunas mujeres continúen teniendo incontinencia urinaria incluso después del parto, como el aumento de peso durante el embarazo y el nacimiento por parto natural/vaginal - e incluso en estos casos, las posibilidades de presentar escapes de orina son quince veces mayores que en el parto por cesárea.

Si esto te está pasando, no te preocupes, hay una solución!

En la mayoría de los casos, la incontinencia urinaria puede resolverse naturalmente dentro de los 6 meses posteriores al parto. Sin embargo, hay casos en que los escapes permanecen y, si no se tratan correctamente, pueden convertirse en una situación crónica.

Vea algunos consejos que pueden ayudarla:

Alimentación

      Evite beber demasiado café, té y bebidas alcohólicas.

   Evite alimentos y bebidas que puedan causar irritación de la vejiga, como alimentos picantes, líquidos carbonatados, jugos cítricos, etc.

      Consuma alimentos ricos en fibra que eviten el estreñimiento y, por lo tanto, no fuercen tu abdomen.

Fisioterapia y ejercicio

      La electroestimulación, ampliamente utilizada por los fisioterapeutas, es un tratamiento en el que un pequeño cono insertado en la vagina comienza a emitir corrientes eléctricas que estimulan la contracción del suelo pélvico.

      Pilates es un excelente ejercicio en el tratamiento de la incontinencia urinaria, ya que ayuda a reducir el estrés en los músculos ya fatigados.

      Los ejercícios de Kegel también se usan ampliamente. Con ellos, se realiza la contracción y el fortalecimiento de los músculos pélvicos, que se pueden realizar con o sin la ayuda de un profesional.

Medicinas y cirugías

      Algunos medicamentos pueden ayudar a aumentar el tono muscular de la vejiga y fortalecer el esfínter. Pueden ser recetados por un médico cuando la fisioterapia y los ejercicios no sean suficientes.

     La cirugía es el último paso que debe tomarse si las pérdidas de orina no se detienen. Repara cualquier problema del tracto urinario donde generalmente, se usa una cinta para sostener el suelo pélvico, sin embargo, cada análisis médico indicará la cirugía más adecuada.

4

Niveles de incontinencia.

Según los médicos, existen básicamente tres niveles de incontinencia:

Ligero: escapes ocasionales en pequeña cantidad.

Moderado: la pérdida de orina ocurre en mayor cantidad y con mayor frecuencia. Quien posee ese nivel de incontinencia, probablemente ya utiliza algún tipo de solución para barrar la molestia.

Intensa: escapes frecuentes y en gran cantidad, capaces de generar fugas. Las situaciones de gran vergüenza hacen que la persona acabe perdiendo su vida social.

¿Qué está pasando conmigo?

¿Qué es incontinencia urinaria? Empecemos con lo básico.

cerrar

¿Qué está pasando conmigo?

¿Qué es incontinencia urinaria? Empecemos con lo básico.

1

¿Qué es incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria es la fuga involuntaria
de orina, es decir, falta de control sobre su vejiga.


Desde pequeños escapes, en forma de pequeñas gotas,
que mojan su ropa interior, hasta niveles más intensos.

2

¿Cuáles son los tipos?

Existen 3 tipos de incontinencia urinaria.

Incontinencia por esfuerzo: Pérdida involuntaria de orina por el aumento de presión sobre la región abdominal. Por ejemplo: Al toser, estornudar, reír o hacer ejercicios prácticos, inclusive una relación sexual.

Incontinencia por urgencia: Combina la voluntad repentina orinar con la incapacidad de controlar la vejiga hasta llegar al baño más cercano. Este tipo de incontinencia se relaciona con la hiperactividad del músculo detrusor que regula las contracciones de la vejiga.

Incontinencia mixta: Combina los dos tipos de incontinencia anteriores. 

3

Es más común de lo que piensa.

La incontinencia urinaria es mucho más común de lo
que usted piensa. Una de cada 4 personas por encima
de los 40 años tiene algún nivel de incontinencia.


Las personas de todas las edades y los géneros pueden tener.
A pesar de tener una incidencia mayor sobre las personas
mayores de 50 años.

4

Niveles de incontinencia.

Según los médicos, existen básicamente tres niveles de incontinencia:

Ligero: escapes ocasionales en pequeña cantidad.

Moderado: la pérdida de orina ocurre en mayor cantidad y con mayor frecuencia. Quien posee ese nivel de incontinencia, probablemente ya utiliza algún tipo de solución para barrar la molestia.

Intensa: escapes frecuentes y en gran cantidad, capaces de generar fugas. Las situaciones de gran vergüenza hacen que la persona acabe perdiendo su vida social.

¿Por qué está pasando?

Entendé mejor las causas de la incontinencia.

cerrar

¿Por qué está pasando?

Entendé mejor las causas de la incontinencia.

1

Causas de la incontinencia

No existe una única causa para la incontinencia, pero las principales son:

Cambios en el cuerpo: como embarazo, menopausia, etc.

Sobrepeso y/o obesidad: el aumento de la presión sobre la vejiga puede conducir a la incontinencia.

Enfermedades crónicas: como la diabetes, la esclerosis múltiple o el Parkinson

Infecciones en la vejiga o en la uretra

Hiperactividad en la vejiga causada por algunos alimentos o bebidas, como el alcohol y el café.

2

El factor de edad

Con el avance de edad se vuelve más frecuente los casos de incontinencia urinaria.

Esto sucede porque con el paso del tiempo la cantidad máxima de pis que la vejiga puede retener puede disminuir. Además, el tiempo entre la alerta que el cerebro recibe y la decisión de orinar, ya no es lo mismo que en la juventud.

Sin embargo, las personas de cualquier edad pueden tener incontinencia urinaria.

3

Los mitos sobre la incontinencia.

#1 Si retengo y suelto la orina mientras estoy en el baño, ¿quedaré con músculos más fuertes?
Kegels es una buena idea, pero no durante el acto de orinar. Las personas que empiezan y paran de orinar constantemente, pueden desarrollar una vejiga hiperactiva.

#2 ¿La incontinencia solo ocurre en las personas mayores?
A pesar de ser más frecuentes en personas mayores, personas de todas las edades pueden tener incontinencia por los más diversos motivos.

#3 Si tengo incontinencia, ¿necesito cambiar mi estilo de vida?
Las personas activas no necesitan cambiar el estilo de vida. Solo buscar soluciones que se Adecúen a su nivel de incontinencia.

¿Qué puedo hacer?

Mirá cómo tratar con la incontinencia urinaria

cerrar

¿Qué puedo hacer?

Mirá cómo tratar con la incontinencia urinaria

1

Conozca sus disparadores

Todos tenemos nuestros propios gatillos que pueden causar la incontinencia. Las comidas ácidas o apimentadas, pueden agravar la incontinencia.

Hay varios tipos de gatillos, para descubrir los suyos, estar atento a las comidas, bebidas y / o actividades que estén relacionadas con los episodios de escape de orina.

2

Ejercicios

Una forma útil de reducir las fugas es fortalecer los músculos de su suelo pélvico. Puedes hacer esto con yoga, Pilates, tai chi, caminar y Kegels. El truco es asegurarse de tener la forma correcta: se necesita práctica para encontrar y apretar correctamente los músculos del piso pélvico.

Sabemos que llevar un peso extra puede debilitar los músculos del piso pélvico y provocar incontinencia, por lo que hacer tiempo para hacer ejercicio puede ayudar a mantener su peso bajo control. De hecho, las investigaciones muestran que las mujeres con un peso promedio de alrededor de 200 libras que pierden el 10 por ciento de su peso corporal pueden reducir las fugas en un 70 por ciento.

3

Hable con su médico.

Obtener asesoramiento profesional específico para su incontinencia ofrece la mejor oportunidad de reducir o incluso eliminar las fugas. Recuerde, es muy común, por lo que no es nada nuevo para su médico.

Para facilitar la conversación, escriba y comparta las siguientes cosas: cuándo sucede, con qué frecuencia sucede, el nivel de incontinencia y cualquier desencadenante que provoque una fuga. Esto ayudará a su médico a determinar los mejores tratamientos. Es posible que desee preguntar si la fisioterapia del suelo pélvico es adecuada para usted, ya que es una opción no médica y no quirúrgica que es altamente efectiva.

4

Estar preparado

Después de un momento embarazoso, es fácil retirarse de las actividades que alguna vez amaste. Pero sentarse al margen no es la respuesta. Guardá tus productos Plenitud favoritos en tu bolso y llevate también ropa interior y pantalones de repuesto en caso de que ocurra una fuga fuera de casa.

También ayuda la costumbre de vaciar la vejiga antes de realizar cualquier actividad que pueda producirte fuga.

{}

Conocé el cuidado de Plenitud Femme.
La solución ideal si el {pis} te sorprende.

PROBÁ GRATIS!