Volver

Volviendo a los fundamentos del control de la vejiga

 

Por Barbara C Bourassa 

 

Imagine este escenario: Usted, o alguien que le importa, ha desarrollado un problema de pérdida de orina. El primer paso es hacer una cita para ver al doctor, ¿verdad? Aunque nadie discute la importancia de buscar atención médica para los problemas de salud, cuando se trata de pérdidas de orina, hay algunos cambios de comportamiento que usted puede hacer por su cuenta mientras espera su cita. Aunque estos cambios pueden no resolver el problema, algunas mujeres pueden encontrar alivio haciendo ajustes en su dieta, rutina o estilo de vida.  

 

Si gotea al estornudar, toser o reírse, por ejemplo, puede tener incontinencia de esfuerzo, lo que generalmente significa que los músculos del suelo pélvico están débiles. “Los ejercicios de Kegel, hechos correctamente, pueden ayudar", dice Leslie Wooldridge, enfermera geriátrica afiliada a Hackley Health en el Lake Women's Center en Muskegon, Michigan.” Pero debe hacer los Kegel correctamente y con regularidad. Debería aprender a apretar rápido por un segundo y apretar y mantener apretado por diez segundos".  

 

La incontinencia de urgencia se caracteriza por una pérdida repentina de orina sin razón aparente, al mismo tiempo que se siente una fuerte necesidad de orinar, según la información del National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (http://kidney.niddk.nih.gov). Si usted sufre de este tipo de incontinencia, puede notar mejoría al hacer cambios en su dieta, explica Wooldridge“Si tiene incontinencia de urgencia, debe evitar la cafeína y otros alimentos y bebidas irritantes”.  Estos incluyen endulzantes artificiales, como la sacarina; demasiada leche (el calcio puede irritar la vejiga); alcohol; alimentos picantes; bebidas cítricas; o demasiada agua, señala.  

 

“Veo un enorme aumento en el número de pacientes que sufren de pérdidas de orina en enero porque los programas de pérdida de peso están diciendo a la gente que beba agua para perder peso", dice Wooldridge. Ella recomienda un mínimo de seis vasos por día y un máximo de ocho vasos por día, más un vaso por media hora de ejercicio vigoroso. Wooldridge calcula que alrededor del 25 por ciento de sus pacientes encuentran alivio simplemente reduciendo la cantidad de agua y cafeína que ingieren.  

 

Aunque beber grandes cantidades de agua puede aumentar los problemas de pérdida de orina, perder peso puede ayudar. “Existe una clara correlación entre el peso extra y la incontinencia", dice Wooldridge. El peso añadido ejerce presión sobre la vejiga, lo que puede provocar pérdidas de orina.  

 

Los investigadores han confirmado esta correlación. Un estudio publicado en la edición de febrero de 2006 de Diabetes Care, por ejemplo, encontró que “perder una cantidad modesta de peso mediante cambios en la dieta y un aumento de la actividad física reduce la incidencia de incontinencia urinaria (IU) en mujeres con pre diabetes, una afección en la que los niveles de glucosa en sangre son más altos de lo normal pero aún no son diabéticos" 

 

El estreñimiento también puede causar pérdidas de orina, señala, al igual que el fumar. “Si hay heces en el colon, puede presionar contra la vejiga desde la espalda", señala. Muchas personas encuentran alivio del estreñimiento al comer alimentos ricos en fibra dietética, como manzanas, linaza o frijoles. Y dejar de fumar es una buena idea por muchas razones, incluyendo el hecho de que la nicotina puede irritar la vejiga. Además, los no fumadores suelen toser menos y toser mucho puede debilitar los músculos del suelo pélvico con el tiempo, señala. 

 

Por último, pero no por ello menos importanteWooldridge aconseja a sus pacientes, especialmente a los de 60 años o más, que superen su vergüenza por las pérdidas de orina y se eduquen. “Hable de ello con su hija", dice. “¡Puede ser probable que ella sepa mucho sobre ese tema!".

 

Más artículos
Anterior
Siguiente
Más artículos
Anterior
Remedios herbales para la salud de la vejiga
Siguiente
Entendiendo sus detonantes para las pérdidas ligeras de orina