Volver

Cuidando de su salud sexual

 

Por la Dra. Jennifer Berman.  

 

Lo crea o no, la salud sexual es un componente crítico de nuestra salud y bienestar general. Cuando las cosas van mal en el dormitorio, tenemos que tomar nota. Les digo a mis pacientes que hagan del sexo una prioridad. Sin embargo, cuando surgen problemas en el área sexual, ya sea sequedad vaginal, disminución de la libido o incluso disminución de la intensidad del orgasmo, puede ser una señal anunciadora de que las cosas están desequilibradas. Incluso puede sugerir un problema médico.  

 

Las mismas causas médicas para la disfunción eréctil en los hombres (que incluyen presión arterial alta, niveles altos de colesterol, enfermedad de las arterias coronarias, diabetes, estrés y medicamentos) también son culpables comunes de la disfunción sexual en las mujeres. Los signos y síntomas de estas condiciones pueden pasar desapercibidos, al menos inicialmente, y los pacientes frecuentemente se presentan conmigo con quejas sobre la función sexual. Es por esta razón que defiendo que todos los profesionales de la salud incluyan una evaluación de salud sexual con su historia clínica y examen físico completos.  

 

Las cosas que podemos hacer para mantener nuestra salud sexual son realmente simples. Les digo a mis pacientes femeninas “usalo o pierdelo”. Cuantas más mujeres sexualmente activas estén en sus últimos años reproductivos, mayor será el flujo de sangre al área genital, lo que a su vez se traduce en una mayor lubricación y una mayor elasticidad del tejido vaginal. Por lo tanto, como nuestros niveles hormonales fluctúan durante la perimenopausia y comienzan a disminuir durante la menopausia¡es importante mantener el flujo sanguíneo fluyendo, señoras! 

 

La dieta y el ejercicio son realmente útiles para la salud cardiovascular, así como para la salud sexual. Recomiendo al menos 15 minutos de actividad cardiovascular al día. El aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria aumenta el flujo sanguíneo en todo nuestro cuerpo y en las endorfinas, y la hormona testosterona y de crecimiento humano (HGH) se liberan durante el ejercicio. Estas dos hormonas son realmente potenciadores de la libido y también aumentan la excitación y el orgasmo.  

 

También hay investigaciones que muestran que algunos alimentos que contienen combinaciones de vitaminas, minerales y antioxidantes pueden afectar los niveles hormonales, ayudar a equilibrar el estado de ánimo y aumentar los niveles de energía. Aunque la investigación es limitada en cuanto a las propiedades afrodisíacas de algunos de estos alimentos, ciertamente no puede hacer daño sacar estos alimentos saludables cuando esté planeando sus próximas cenas para una noche de cita. Por ejemplo, el aguacate es un súper alimento, cargado de minerales, aceites monoinsaturados, vitamina B6, zinc y una gran cantidad de antioxidantes, todos los cuales potencialmente ayudan a aumentar la energía sexual y la libido. El vino tinto también es una fuente potente de Resveratrol, un estrógeno derivado de plantas, que tiene propiedades antioxidantes y un efecto estimulante de la dopamina. La dopamina es una sustancia química en el cerebro que es importante para la libido, así como para la excitación y el orgasmo. Y finalmente, para los amantes del chocolate, la verdad es que se cree que las cualidades afrodisíacas del chocolate están relacionadas con dos sustancias químicas que contiene: el triptófano, que forma serotonina, una sustancia química involucrada en la excitación sexual, y la feniletilamina, un estimulante relacionado con las anfetaminas que se libera en el cerebro cuando la gente se enamora.  

 

Por último, siempre recomiendo productos a mis pacientes. Mi lubricante favorito este mes es el Lubricante Plenitud®. Los pacientes continúan informando que este producto es duradero y fácil de usar, y mejora la experiencia íntima. Los mantendré informados. Mi juguete favorito del mes es el Screaming O®. ¡Es un producto que puede ser utilizado por la pareja para mejorar el orgasmo, la diversión y la intimidad! 

Más artículos
Anterior
Siguiente
Más artículos
Anterior
¿Cómo disfrutar plenamente de mi relación en pareja a pesar de tener incontinencia de orina?
Siguiente
La menopausia y su vida sexual