Conozca algunos ejercicios que pueden ayudarla durante el parto

15/05/2020 -

El momento del parto es, sin duda, el evento más esperado para todas las mujeres embarazadas. Al pensar en cómo se desarrollará esta etapa, muchos sentimientos comienzan a apoderarse de la mujer. Dudas sobre cómo proceder, varias preocupaciones y mucha ansiedad son algunas de las reacciones más comunes de una mujer embarazada en relación con el momento del parto.

El hecho es que nunca será posible predecir o programar el 100% de ese momento. Después de todo, pueden suceder cosas diferentes a lo planeado, estamos trabajando con la naturaleza humana y cada organismo tiene diferentes reacciones.

Una de las formas de prepararse para ese momento es realizar algunos ejercicios que pueden ayudarla. Fortalecerán su cuerpo y mente, dejándole más preparada y tranquila para el "gran momento".

Enumeramos algunos de estos ejercicios para que pueda practicarlos con calma. Es importante recordar siempre que antes de realizar cualquier actividad, es necesario consultar a su médico.

●     Ejercicio de Taylor: Fortalece y estira algunos músculos, como la pelvis, la espalda y los muslos. También ayuda con el parto al mejorar el flujo sanguíneo a la parte inferior del cuerpo.

Para hacerlo: siéntese con las piernas en la "posición de mariposa" y mantenga la espalda recta. Con los codos, empuje las rodillas hacia abajo (sentirá un estiramiento en el interior de los muslos). Lo ideal es permanecer así durante unos 10 segundos y repetir el movimiento 10 veces.

No hay restricciones médicas sobre la cantidad de veces que se puede practicar este ejercicio.

●      Ejercicio de Kegel: Fortalece los músculos que forman el suelo pélvico.

Para hacer esto: contraiga el músculo del suelo pélvico, como si estuviera interrumpiendo el flujo de orina. El ideal es mantener la contracción durante unos 5 segundos y repetir 10 veces. Para que la actividad tenga el resultado esperado y satisfactorio, es necesario practicarlo diariamente, al menos 3 veces al día.

●     Inclinación pélvica: Este ejercicio fortalece los músculos abdominales y ayuda con la flexibilidad.

Para hacerlo: coloque sus manos y rodillas en el piso, de pie a cuatro patas. Encoja la barriga y levante la espalda. Lo ideal es permanecer así durante unos segundos y repetir el movimiento unas 10 veces.

Se recomienda realizar este ejercicio 3 veces al día durante 20 minutos después de alcanzar el tercer trimestre.

●     Sentadilla: Además de fortalecer los músculos que trabajarán durante el parto, este ejercicio también abre la salida de la pelvis (0.5 cm y 1 cm más), facilitando el nacimiento del bebé.

Para hacerlo: Apóyese contra una pared con su columna vertebral erguida. Los pies deben estar separados y alineados con los hombros (a unos 15 cm de la pared), y los brazos deben estar relajados a los lados.

La sentadilla consiste en un deslizamiento lento por la pared, siempre con la columna erguida, hasta que los muslos estén paralelos al piso.

Idealmente, manténgase en esta posición durante unos 10 segundos y repita esta secuencia unas 10 veces. Este ejercicio se puede practicar durante todo el embarazo, incluso todos los días.

 

●     Caminar: Este es un ejercicio que puede ayudar a aumentar la tasa de contracciones y flexibilidad. Lo ideal es caminar unos 30 minutos, dos veces al día.

 

Estos ejercicios pueden ayudar mucho durante el parto. Sin embargo, lo más importante es mantener la calma y la tranquilidad. Recuerde todo lo que ha vivido y estudiado hasta ahora. Confíe en que está preparada y que todo fluirá muy bien. Finalmente, tenga mucho respeto por usted misma y exija ser igualmente respetada: respete su cuerpo, su momento, su bebé y sus decisiones. Ese momento será único en su vida.    

 

 

 

Usted puede gostar tambien